El alcohol y la salud dental

Standard

Si tomas, pierdes: beber alcohol en exceso daña la salud oral

Las personas suelen asociar el beber alcohol en exceso con daños en el revestimiento del hígado o en el estómago. Sin embargo, muchos especialistas están haciendo hincapié en los últimos tiempos en advertir que el abuso del alcohol también puede resultar perjudicial para la salud oral.

Se estima que cada año en los Estados Unidos habrá más de 30.000 nuevos casos de cáncer oral diagnosticados y aproximadamente una persona cada hora morirá a causa de esta enfermedad. El consumo excesivo de alcohol se ha definido por muchos especialistas como un factor de riesgo para el cáncer oral. De acuerdo con la Sociedad Americana del Cáncer, alrededor del 70 por ciento de los pacientes con cáncer oral consumen alcohol frecuentemente.  Fumar cigarrillos, sobre todo cuando se combina con el consumo excesivo de alcohol, ha sido identificado como el principal factor de riesgo de aproximadamente el 75 por ciento de los cánceres orales. También podemos asegurar que fumar tabaco junto con alcohol representa un riesgo mucho mayor que la ingestión de estas sustancias por separado. Según el Instituto Nacional sobre el Abuso de Alcohol y Alcoholismo, hay aproximadamente 17,6 millones de adultos sólo en los Estados Unidos que son alcohólicos o tienen problemas de alcohol.

alcohol y salud dental

Las personas con problemas de alcohol también tienden a descuidar otros hábitos saludables, como comer adecuadamente o el cuidado de la higiene oral diaria. Un pequeño estudio en 2003 llevado a cabo en un centro de rehabilitación para alcohólicos descubrió que los residentes tenían una mayor incidencia de enfermedades periodontales y de las encías que el promedio de personas sin adicción al alcohol.

Beber, como la mayoría de las cosas, es mejor hacerlo con moderación, tanto para tu salud oral, como para tu bienestar general. Muchísimas investigaciones han llegado a la conclusión de que tomar alcohol en pequeñas dosis puede ser incluso muy bueno para la salud. Bebidas alcohólicas como el vino tinto (que contiene antioxidantes saludables para el corazón como el resveratrol) puede ser beneficioso para disminuir el colesterol LDL y ayudar a prevenir la obstrucción de las arterias.

Leave a Reply