Estructura y composición de la pulpa dental

Standard

Histología de la pulpa

La pulpa dental es un tejido conectivo laxo que está encerrado en el interior de la cámara pulpar y de los conductos radi­culares, lo que condiciona que su volumen vaya disminuyen­do en el transcurso de los aft06 por la continua formación de dentina

Morfología

La pulpa reproduce generalmente la morfología externa del diente, y en ella pueden distinguirse varias áreas anató­micas de gran importancia en el tratamiento endodóncico y que se analizarán en otro capítulo de este libro. Desde un punto de vista histológico destacan:

Unión cementodentinaria. Zona de transición entre la dentina radicular y el cemento; puede estar situada en el fo­ramen apical, en el conducto radicular o en la constricción apical.

Muñón apical o periápice (espacio indiferenciado de Black o zona de Black). Tiene forma de cono truncado con el vértice hacia el conducto radicular y la base en el hueso alveolar. Está ocupado por un tejido conectivo con una amplia capacidad de respuesta, con numerosas células mesenquimatosas capaces de diferenciarse en diferentes lí­neas celulares (dentinoblastos, dentinoclastos, cemento- blastos, cementoclastos, fibroblastos, osteoblastos, osteo- clastos).

pulpa infectada

Composición

La pulpa dental está constituida por un 25 % de materia orgáni­ca y un 75 % de agua La materia orgánica está compuesta por células (dentinoblastos, fibroblastos, fibrocitos, macró- fagos o histiocitos, células dendríticas, linfocitos, células mesenquimatosas indiferenciadas y mastocitos), fibras (co­lágenas, reticulares y de oxitalano) y sustancia fundamental (glucosaminoglucanos, proteoglucanos, colágeno, elastina, interieucina-1, fibronectina).

Estructura

En el tejido pulpar diferenciado se distinguen 4 áreas que describiremos desde la dentina hacia el centro de la pulpa

Zona de dentinoblastos. Zona más superficial de la pulpa constituida por una capa de células —los dentinoblas­tos— que se disponen formando una empalizada en íntima relación con la predentina, matriz de la dentina sin minera­lizar (flg. 2-4).

Los dentinoblastos son células que llegan a alcanzar la ci­fra de 45.000 por milímetro cuadrado en la cámara pulpar. Presentan el cuerpo en la pulpa, mientras que la prolongación se localiza en el interior de los túbulos dentinarios. Los cuerpos celulares son de mayor tamaño en la cámara pulpar (40 pm), y menores en los conductos radiculares; contactan unos con otros por medio de gap junctions.

Entre los dentinoblastos existe una fina red de fibras pre-colágenas que se disponen en espiral y forman las fibras de Yon Korff.

Zona subdentinoblástlca, acelular o capa basal de Weü. Zona por debajo de la capa de dentinoblastos, de unos 40 pm de espesor, que se observa en la pulpa de la cá­mara pulpar y no existe en los conductos radiculares. En ella se distinguen el plexo Hernioso de Raschkow, el plexo capilar subdentinoblástico y fibroblastos.

Zona rica en células. En esta zona se encuentran nu­merosas células ectomesenquimatosas y fibroblastos que producen las fibras de Von Korff

Zona central de la pulpa o pulpa propiamente di­cha. Corresponde a la zona central de la pulpa y está cons­tituida por un tejido laxo en el que se encuentran, funda- mentalmente, células ectomesenquimatosas, macrófagos de localización perivascular y fibroblastos, entre otras.

Zona central de la pulpa o pulpa propiamente di­cha. Corresponde a la zona central de la pulpa y está cons­tituida por un tejido laxo en el que se encuentran, funda- mentalmente, células ectomesenquimatosas, macrófagos de localización perivascular y fibroblastos, entre otras.

Leave a Reply