Estructura y composición de tejidos periapicales o cemento

Standard

Histología de los tejidos periapicales

Histología del cemento

El cemento es un tejido mineralizado que cubre y prote­ge la superficie externa radicular, carece de vascularización e inervación y está relacionado con el espacio y el ligamen­to periodontales.

Composición

El cemento está constituido por un 46 % de materia inorgánica, un 22 % de materia orgánica y un 32 % de agua. La materia inorgánica está compuesta por cristales de hidroxiapatita y la orgánica por colágeno tipo I y una sustancia fundamental (proteínas de naturaleza no colágena).

composición del tejido periapical

Estructura

Células. Los cernentoblastos son células formadoras de cemento que están adosados a la superficie del cemento en relación con el ligamento periodontal; pueden estar en fase activa o inactiva. Los cementocitos son los cementoblastos en fase inactiva que han quedado englobados en la matriz mineralizada formando lagunas o cernentoplastos.

Matriz extracelular. Contiene un 46-50% de materia inorgánica fundamentalmente hidroxiapatita y los cristales son de menor tamaño que en el esmalte y la dentina La ma­teria orgánica está presente en un 22 %, y el 90 % de ella co­rresponde a colágeno tipo I.

Tipos de cemento. El cemento se forma por ciclos, y existen fases de formación y de reposo, lo que da lugar a lí­neas de imbricación o incrementóles. Pueden distinguirse 3 tipos:

  1. Cemento acelular o primario. Se forma antes de que el diente erupcione, se deposita lentamente y se localiza en los dos tercios coronales de la raíz.
  2. Cernento célular o secundario. Comienza a depositar­se cuando el diente entra en oclusión, se forma con mayor rapidez y engloba a los cementoblastos en su interior, trans­formándolos en cementocitos. Este cemento se sigue depo­sitando durante toda la vida.
  3. Cemento fibrilar y afibrilar. Depende de la existen­cia o no de fibras colágenas. El cemento afibrilar se locali­za en el cuello del diente, cuando el cemento cubre al es­malte.

Funciones

El cemento tiene las siguientes funciones: anclaje de las fibras cementosas del ligamento periodontal; control de la anchura del ligamento periodontal mediante la aposición o reabsorción de cemento, manteniendo las fibras colágenas; transmisión de las fuerzas oclusales por el impacto mastica­torio al ligamento periodontal; reparación de la superficie radicular, cuando se produce fractura o reabsorción, y com­pensación del desgaste del diente debido a la atricción, pro­duciendo formación de cemento para compensar la pérdida.

Leave a Reply