Implantes dentales y el dolor

Standard

Los implantes dentales y el dolor

La colocación de implantes dentales es generalmente un procedimiento que no supone dolor cuando es realizada por un especialista experto en implantes dentales. Por lo general, la novocaína u otro anestésico local similar es todo lo que se necesita para eliminar las molestias durante la colocación de implantes dentales. Algunos especialistas ofrecen sedación complementaria por vía oral como un servicio adicional, para que la colocación del implante dental sea lo más fácil posible, es decir, para que el paciente esté lo más cómodo posible. Los pacientes de implantes dentales pueden optar por una sedación oral en forma de una píldora (Ativan) que producirá relajación durante el procedimiento de colocación de implantes dentales. Muchos pacientes que toman Ativan no recuerdan mucho del procedimiento de colocación de implantes dentales al día siguiente y suelen declarar sentirse muy relajados añadiendo que el procedimiento es muy rápido.

implantes dentales dolor
El nivel de malestar después que la anestesia local se desvanezca, se basa en la tolerancia individual del paciente y por supuesto de acuerdo a la cantidad de implantes dentales colocados. Procedimientos dentales de reemplazo de un solo diente por lo general resultan en una menor molestia. La mayoría de los pacientes con implantes dentales están satisfechos con el mínimo de molestias que sufren, y muchos son capaces de volver al trabajo o a sus actividades rutinarias en el mismo día. De todas formas, la prescripción de medicamentos para el dolor suelen ser comunes después de la colocación del implante dental. Motrin, o anti-inflamatorios similares es todo lo que se necesita para restaurar y mantener el confort. Algunos pacientes no toman ninguna medicación para el dolor en lo absoluto. Procedimientos que involucran varios dientes o mayores áreas quirúrgicas puede causar más molestias, en este caso se recetan analgésicos y anti-inflamatorios más potentes.

Para concluir, debemos decir que en teoría el procedimiento de implantes dentales no debe suponer un dolor de importancia (que no mitiguen los calmantes recetados llegado el caso). En caso de producirse un dolor significativo en el post-operatorio, se debe acudir al especialista que realizó la intervención para que éste realice un seguimiento detallado sobre el caso. Aunque estos casos son muy poco frecuentes debe prestarse mucha atención.


Leave a Reply